Las Cuevas de Aizpitarte

Las Cuevas de Aizpitarte o Landarbaso.

Datos de Interés

  • Clasificación: Cuevas
  • Situación: Situado en el monte Landarbaso
  • Acceso: Carretera Rentería-Astigarraga. Al llegar al merendero Perurena se debe tomar el camino de la izquierda. Continuar por Landarbaso bidea.
    Más Información:  www.errenteria.net

Las Cuevas de Aitzbitarte en Errenteria

En el monte Landarbaso o Aizpitarte encontraremos una serie de siete grutas, parte de un paraje campestre y pintoresco, que forman parte de la cordillera de Aiako Harria.
En este lugar se descubrieron, en 1892, las más antiguas huellas humanas de la comarca de Oarsoaldea, correspondientes al Homo Sapiens-Sapiens del Paleolítico Superior, junto con otros restos fósiles de animales hoy no existentes por estas zonas, como pueden ser el mamut, el rinoceronte o el oso.


Modesto Del Valle inició las excavaciones en Aizpitarte en 1892, pero no tuvieron un verdadero carácter científico hasta que en 1960 José Miguel Barandiarán decide retomar los trabajos. Debido a los constantes saqueos de que han sido objeto estas cuevas por grupos de visitantes en busca del recuerdo prehistórico, han tenido que ser cerradas al público mediante una verja. Las excavaciones efectuadas hasta el momento demuestran la existencia de presencia humana hace 24.000 años, durante la cultura del Perigordiense (Paleolítico superior).
Además del interés paleontológico e histórico que tienen las cuevas, existen numerosos ejemplares de fauna cavernícola. Especies como murciélagos, ciempiés o incluso una especie endémica de escarabajo que se ha encontrado únicamente en esta zona: el ceutosphodrun navaricus.

Accesos: Partiendo desde el término municipal de Errenteria, seguiremos la carretera GI-3671, dirección Astigarraga. Pasaremos por el barrio Zamalbide. Continuaremos hacia el Área Recreativa de Listorreta-Barrengoloia. Pasaremos las Áreas Recreativas de Listorreta y Barrengoloia, y llegaremos a un parking, donde dejaremos el coche (si no hemos hecho el recorrido a pie), desde donde podremos dirigirnos a las Cuevas de Aizpitarte.


Esta pista hormigonada descendente nos llevará hasta la regata de Landarbaso. Aquí están situados los restos de una central eléctrica que antiguamente aprovechaba el desnivel que tenía que salvar el agua de Artikutza para mover una turbina. Fue derribada a comienzos de la década de 1990.


Cruzaremos el puente y tomaremos seguidamente, abandonando la pista hormigonada, el sendero que nos conduce paralelo a la regata. Durante casi todo el trayecto seguiremos esta misma línea. Nos van a acompañar las alisedas (Alnus glutinosa) durante todo el camino, alisedas que están bastante desarrolladas en esta zona.


Pronto llegaremos a una zona abierta llamada "kobako zabala", porque es la zona donde se encuentran las Cuevas de Aizpitarte.

Publicidad

Colabora y envianos

Tu Plan Ideal?

Tus ltimas fotos?

El evento del ao?